Bookeando

con MªÁngeles

Canción dulce- Leila Slimani

26/5/17

Canción dulce
Autora: Leila Slimani
Editorial: Cabaret Voltaire
Páginas: 288
Precio: 19,95 euros


Sinopsis


Myriam, madre de dos niños, decide reemprender su actividad laboral en un bufete de abogados a pesar de las reticencias de su marido. Tras un minucioso proceso de selección para encontrar una niñera, se deciden por Louise, que rápidamente conquista el corazón de los niños y se convierte en una figura imprescindible en el hogar. Pero poco a poco la trampa de la interdependencia va a convertirse en un drama.

Con un estilo directo, incisivo y tenebroso en ocasiones, Leila Slimani despliega un inquietante thriller donde, a través de los personajes, se nos revelan los problemas de la sociedad actual, con su concepción del amor y de la educación, del sometimiento y del dinero, de los prejuicios de clase y culturales. Canción dulce ganó el Premio Goncourt 2016.

LEILA SLIMANI


Leila Slimani nace en Rabat en 1981, de padre marroquí y madre franco-argelina. Al terminar su formación en el liceo francés de Rabat, se marcha a París para matricularse en el Instituto de Estudios Políticos y, posteriormente, en la Escuela Superior de Comercio donde se especializa en medios de comunicación. Después de varios años de ejercer como periodista en L’Express y Jeune Afrique, decide dedicarse por completo a la literatura. Con su primera novela, Dans le jardin de l’ogre (2014), donde aborda el tema de la adicción sexual femenina, recibe el reconocimiento unánime de la crítica. Canción dulce, su segunda novela, consolida la carrera literaria de Slimani al obtener el Premio Goncourt 2016.


Mis impresiones


La novela que hoy traigo hoy ha resultado ser ganadora del Premio Goncourt 2016. Publicada por la editorial Cabaret Voltaire, su portada supuso un auténtico flechazo. Ha sido Eyra, del blogs Mis cosas, la que ha propiciado mi encuentro este pequeño librito que, además de una edición preciosa, me ha proporcionado una lectura tan buena como estremecedora y cuyos protagonistas me han hecho reflexionar no poco.

Canción dulce tiene un comienzo impactante. Conoceremos a Myriam una tarde cuando regresa del trabajo a su domicilio. Jamás imaginó lo que encontraría a su llegada: su niñera, Louise, ha intentado ahogar a sus pequeños en la bañera. El niño ha fallecido, la niña es trasladada al hospital en estado crítico.

El bebé ha muerto. Bastaron unos pocos segundos. El médico aseguró que no había sufrido. Lo tendieron en una funda gris y cerraron la cremallera sobre el cuerpo desarticulado que flotaba entre los juguetes. La niña, en cambio, seguía viva cuando llegaron los del servicio de emergencias. Se debatió como una fiera. Había huellas del forcejeo, fragmentos de piel en sus uñitas blandas.

Retrocederemos en el  tiempo para conocer a Myriam, una joven abogada que aparcó durante unos años su profesión para dedicarse de lleno al cuidado de sus hijos. Esa maternidad que la colmó por completo de felicidad con su primera hija, hoy día, tras el nacimiento de Paul y el extra de trabajo que conlleva, parece haberse vuelto contra ella. Su marido vive entregado a su trabajo como productor musical y ella se siente sola, impotente y asfixiada. Le cuesta dar el paso porque quiere a sus hijos y en su interior siente que mostrar abiertamente esa ilusión por retomar su actividad laboral puede hacer que otros la vean como una mala madre. A pesar de toda esa encrucijada interior, ella necesita sentirse realizada y decide que ha llegado el momento de retomar su vida profesional. Lo principal es encontrar alguien adecuado a quien con iar sus hijos y la elección de Louise parece ser todo un acierto: una mujer eficiente, absolutamente servicial, con la que los niños establecen un estrecho vínculo y que facilita incluso que esta pareja recupere el pulso de su relación, por ese plus de libertad que les proporciona la niñera.

Mientras asistimos a esa felicidad inicial de la pareja en la que todo parece funcionar a la perfección, el lector vive con cierta angustia esa facilidad con la que Louise se ha colado en sus vidas hasta el punto de hacerse totalmente imprescindible. Desde el principio se adivina algo oscuro en ella, no en vano sabemos como acaba la historia y a lo largo de la lectura iremos conociendo poco a poco a esta niñera de rostro angelical y tan excelentes modales, que nos que nos intranquiliza y mantiene en constante tensión, casi esperando que todo se precipite de forma espantosa en el momento más inesperado.

Canción dulce es un thriller psicológico que se aleja de lo común, y es que a pesar de ser una novela ágil, de lectura fluida y en la que la tensión se palpa en cada página, no tiene un ritmo frenético, todo lo contrario; la autora profundiza en la parte más oscura de la psique humana perfilando sus personajes con el mismo cuidado y elegancia que tiene su prosa. Poco a poco se nos va desvelando una Louise muy diferente a esa dulce cuidadora que seleccionó este matrimonio.

Estamos ante una novela en la que prima el perfil de los personajes sobre los hechos y no necesitará muchas páginas la autora para hacer un perfecto trazado de sus dos protagonistas principales: Myriam y Louise, dos mujeres que representan la cara y la cruz de una sociedad en la que, independientemente de sus recursos, nadie parece estar satisfecho. De ellas, junto con algunos secundarios se servirá la Slimani para realizar una feroz crítica social sobre temas como el desequilibrio que se produce en los hogares con el nacimiento de los hijos, las dificultades de la conciliación familiar y laboral o los prejuicios y las diferencias de clases, entre otros.

Nos movemos por una historia que se desarrolla casi en su totalidad en la ciudad de París, a excepción de algunos capítulos que nos trasladan a las Islas griegas, en las que sí existen algunas descripciones más minuciosas del entorno. Sin embargo, Canción dulce es más una novela de interiores en la que hay un escenario que se ha quedado clavado en  mi mente, un parque al que acuden numerosas niñeras a pasear a los pequeños; un lugar que lejos de reflejar la libertad se convierte en una especie de losa sobre esas mujeres.

En resumen, Canción dulce es un magnífico thriller psicológico; uno de esos que se adentra en el oscuro laberinto de la mente humana, para hablarnos de anhelos, prejuicios y prisiones sin puertas de las que a veces es imposible escapar. 

Ana - Roberto Santiago

24/5/17


Ana
Autor: Roberto Santiago
Editorial: Planeta
Páginas: 864
Precio: 21,90 euros

Sinopsis


Años atrás, Ana Tramel fue una brillante penalista a la que se disputaban los mejores despachos. Un oscuro suceso en su pasado cambió su vida y ahora pasa sus días entre recursos administrativos en un mediocre bufete, ahogándose en un vaso de whisky. Pero su vida da un vuelco cuando su hermano Alejandro, con el que no habla desde hace cinco años, la llama angustiado. Ha sido detenido por el asesinato del director del Casino Gran Castilla.

Ana pide ayuda a su jefa y vieja amiga, Concha. Necesita la estructura y recursos del despacho para llevar adelante una defensa en la que tiene prácticamente todo en contra. Acompañada de un peculiar equipo (un viejo investigador, una abogada novel y un becario ludópata) se enfrentará a las grandes empresas del juego.

Ana, un thriller absorbente protagonizado por una mujer inteligente pero acabada, brillante pero autodestructiva, única.

Un oscuro asesinato.

Una protagonista que dejará huella.

Una batalla que todos dan por perdida.

Un thriller que no podrás olvidar.

 ©Nines MinguezRoberto Santiago es escritor, dramaturgo y director de cine. Ha escrito más de veinte novelas infantiles y juveniles. Entre otras, la colección Futbolísimos (Editorial SM), que se ha convertido en la saga de literatura infantil española más vendida en nuestro país en los últimos años, y que ha sido traducida a varios idiomas. Ha escrito y dirigido, entre otras, las películas El penalti más largo del mundo (nominada al Goya al mejor guion), El club de los suicidas, Al final del camino y la coproducción internacional El sueño de Iván. En teatro ha escrito las adaptaciones de Ocho apellidos vascos, El otro lado de la cama y Perversiones sexuales en Chicago, de David Mamet, entre otras. Ha participado en varias series de televisión; es profesor de la Escuela Oficial de Cine de la Comunidad de Madrid; y su cortometraje Ruleta fue el primer corto español en competir en la Sección oficial del Festival de Cannes. Ana, es su primera novela para adultos.

Mis impresiones


Hay novelas a las que es mejor no resistirse. Ana prometía desde su publicación convertirse en uno de los thrillers del año. Las primeras reseñas lo confirmaban y, aunque he tardado un poco más en llegar a ella. Carol de En tus libros me colé fue tan generosa que me envió su ejemplar para que lo disfrutara. Hoy vengo a contaros mis impresiones por si teníais alguna duda al respecto.

Ana Tramel dista mucho de ser el prototipo de abogada modelo. A sus cuarenta y tres años, poco tiene que ver la mujer que trabaja hoy día en una empresa de gestión de multas, propiedad de su íntima amiga, con la feroz abogada que cinco años atrás formaba parte de unos de los bufetes más prestigiosos del país. La conocemos tocando fondo; algo terrible debió ocurrir para haber arrasado ese prometedor futuro que se abría ante ella. 

Una llamada de teléfono rescatará a nuestra protagonista de entre las sábanas de una de sus últimas conquistas; algo que parece ocurrir con no poca frecuencia, previa ingesta de una cantidad indecente de alcohol mezclada con otros tantos opiáceos y ansiolíticos. Si de algo sabe Ana en estos momentos es de atiborrarse de todo lo que no debe. Al otro lado del teléfono, su hermano Alejandro, del que no tiene noticias hace más de cinco años, le pide ayuda. Ale se encuentra en el cuartel de la Guardia Civil de Robredo detenido por el asesinato del gerente del Casino Gran Castilla. A pesar de la incredulidad inicial y del distanciamiento entre ellos en los últimos años, Ana acude a verle. Allí encontrará un hombre roto, totalmente desquiciado y muy deteriorado a nivel físico. No será hasta poco después cuando conozca lo que le ocurre realmente a Ale, un hombre endeudado hasta las cejas e incapaz de salir de esa espiral en la que se mueve un ludópata, que lo empuja una y otra vez a jugar pidiendo nuevos créditos, aun a sabiendas que le será imposible hacer frente a ellos, solo para aplacar al lobo que lleva dentro. A pesar de no estar pasando por su mejor momento, Ana acepta llevar la defensa de Ale; con la ayuda de su íntima amiga Concha y un par de principiantes decide enfrentarse a un gigante, el Casino Gran Castilla, cuya defensa corre a cargo de uno de bufetes más reputados del país. 

Roberto Santiago nos presenta un potentísimo thriller jurídico, que se irá desmembrando en varias subramas y en el que encontramos un amplio elenco de personajes. Ana eclipsará a todos y será la encargada de conducirnos por la historia a través de una narración en primera persona en la que se alternarán el proceso judicial propiamente dicho con algunos saltos al pasado, que nos permitirán encajar las piezas no solo sobre la situación a la que ha llegado Ale sino sobre la propia protagonista. 

Esta abogada de métodos poco ortodoxos, cuya vida es un péndulo nos muestra la cara y la cruz entre dos esferas: la profesional y la personal. Mientras en el ámbito judicial es una auténtica fiera que saca sus colmillos, no se deja abatir por muy adversas que sean las circunstancias y es capaz de resurgir de sus propias cenizas; su vida privada nos muestra a una mujer hecha trizas, con una vida caótica, llena de adicciones, que la llevan a vivir permanentemente sobre el filo de la navaja. Su peor enemigo es ella misma y esa narración en primera persona hará que el propio lector viva con gran intensidad esos vaivenes emocionales que zarandean a la protagonista. Pero, a pesar de sus muchas contradicciones, Ana es una mujer valiente, a menudo incluso temeraria, que aunque es incapaz de demostrar afecto por los demás lleva por bandera la defensa de los derechos de los más débiles. Ese empuje y optimismo en lo profesional hacen que no se amilane a la hora de enfrentarse casi en pañales ante cualquier canalla, un gran holding o a los mejores abogados del país. Otro personaje muy bien trazado es Alejandro, su hermano, un hombre al que en un principio resulta inevitable juzgar, pero que a golpe de página logrará conmovernos e incluso despertar en el lector un instinto protector. Junto a ellos, su amiga Concha es un personaje lleno de matices con el que viviremos una de las subtramas más interesantes de la novela y en la que, desde mi punto de vista, el autor ha conseguido reflejar con gran acierto, uno de los problemas más lamentables de la sociedad en la que vivimos. Ese silencio… También la jueza Huarte y el juez Barrios son algunos de los secundarios que merecen una especial mención, personas que nos hacen creer que aún existe esperanza en la justicia. 

Existen muchas razones para acercarse a Ana: para aquellos a los que les gustan los thrillers el éxito está asegurado, la novela tiene garra, es imposible resistirse a leer un poco más, finalmente te rindes ante su ritmo y devoras literalmente. A ello contribuyen no solo la solidez de su trama o la fuerza y el perfecto trazado de sus personajes sino también la diversidad y el interés de los temas que se dan la mano en ella: la ludopatía y otras adicciones de diversa índole, la violencia de género, los vericuetos de un proceso judicial, el funcionamiento de la industria del juego o la inmigración. Su tensión va in crescendo, la lectura es muy ágil y, pese a meternos de lleno en un proceso judicial con todo lujo de detalles, Roberto Santiago lo hace con un lenguaje asequible al lector, que lejos de aburrirse o encontrarse con un texto farragoso en lo que a términos jurídicos se refiere, fluye con naturalidad y consigue ser de lo más instructivo. 

No puedo más que animaros con esta lectura que, aunque a priori os pueda asustar por el número de páginas, os hará pasar unas estupendas horas de lectura. Una trama de lo más interesante llena de trampas y giros, personajes de carne y hueso de los que conoceremos no solo su cara amable sino todas sus debilidades unido a un ritmo que no da tregua serán un auténtico deleite para los amantes del buen thriller.

Esta semana leo #21-2017

22/5/17

Entramos en la recta final de mayo con una semana que será más corta a nivel laboral porque el próximo viernes no trabajaré y pondré rumbo a la Feria del Libro de Madrid para reunirme con unas blogueras y pasar un fin de semana de lujo. Así que voy a ser sensata y no voy a poner el listón demasiado alto, no vaya a ser que no llegue a todo. 

Mis planes lectores para la semana que comienza solo incluirán una lectura: Desaparecido de C.L.Taylor, una novela que tiene una pinta increíble y de la que ya me han llegado buenas opiniones.




Y vosotros, ¿qué leéis?


A grandes males - César Pérez Gellida

19/5/17

A grandes males
Autor: César Pérez Gellida
Páginas: 688
Editorial: Suma de letras
Precio: 18,90 euros
Sinopsis

Los rastros de sangre concentran la acción al otro lado del Atlántico: Argentina es el escenario de este dantesco desenlace de la trilogía de César Pérez Gellida, un final que no dejará indiferente a ningún lector.

Prólogo de Dolores Redondo.

Tercera y última entrega de la trilogía «Refranes, canciones y restos de sangre».

Erika Lopategui y Ólafur Olafsson han llegado a Buenos Aires siguiendo el rastro de la única persona que puede ayudarlos a destapar la organización criminal que se esconde tras la Congregación de los Hombres Puros. Encontrar el Cartapacio de Minos, un misterioso documento que contiene la identidad de los integrantes de la cúpula de esta organización, es su única meta.

Pero no solo ellos lo buscan... Pronto descubrirán que una cara conocida está más cerca de lo que a ellos les gustaría.

A grandes males es un thriller donde la realidad y la ficción se confunden para sumergir al lector en una trama cargada de incógnitas cuyas respuestas se encuentran entre los muros del edificio Barolo, un rascacielos levantado para albergar las cenizas de Dante Alighieri.


megustaleer - César Pérez GellidaCésar Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la

Cámara de Comercio de Valladolid. Desarrolló su carrera profesional en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.

César irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 y el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre. En 2015 publicó Khimera, su cuarta novela, y en 2016 inició su segunda trilogía, «Refranes, canciones y rastros de sangre», compuesta por las novelas Sarna con gusto, Cuchillo de palo y A grandes males.

Actualmente sigue escribiendo novelas y colabora como columnista en El Norte de Castilla.

Mis impresiones 

Qué ganas teníamos de cerrar la trilogía de Refranes, canciones y rastros de sangre y  qué huérfanos nos quedamos con este último trabajo de César Pérez Gellida. No hay duda que la historia tiene un gran trabajo a sus espaldas, mucho. Quizá, desde mi punto de vista, esta novela sea la más compleja y exigente de la trilogía. Pese a todo, imposible no rendirse ante él, confiar que siga con su buen hacer y pronto tengamos más de refranes, de canciones o de lo que surja de esa mente suya tan privilegiada. Os animo a todos a acercaros a esta trilogía, eso sí, es imprescindible hacerlo por orden para poder comprender y disfrutar plenamente lo que en ella acontece. 

A grandes males sigue una estela un tanto diferente a lo que nos tiene acostumbrados el autor. En esta ocasión, la historia gira en torno al poder y su eje central será la Corporación de los Hombres Puros, esa organización criminal de la que forman parte un grupo de empresarios poderosos, que mueven los hilos del mundo, apenas esbozada en Sarna con gusto, y que conocimos con mucha mayor profundidad en Cuchillo de palo. 

Los sucesos acaecidos en Budapest (Cuchillo de palo) han provocado una escisión entre los miembros de La Congregación de los Hombres Puros. Soplan vientos de reforma y Corteza de Roble parece haberse quedado anclado en el pasado con unas ideas demasiado rígidas que no agradan a todos. Aunque mantiene algunos incondicionales, otro grupo decide acudir a una reunión secreta en Holanda. Será este el punto de partida de una trama que nos llevará a conocer los orígenes de Congregación, que nació como la Gran Logia de los Puros y su evolución a lo largo de los años. César nos trasladará hasta la ciudad de Buenos Aires a principios del siglo XX, una ciudad donde la masonería tuvo una gran relevancia. Allí conoceremos dos impresionantes construcciones: El Palacio Barolo y el Palacio Salvo, en su día los puntos más altos de las ciudades de Buenos Aires y Montevideo, respectivamente. Mucho más protagonismo concederá al primero, el de Barolo, destinado a albergar las cenizas de Dante, muy relacionado con su Divina Comedia, que guarda innumerables secretos entre sus muros y nos conducirá hasta el Cartapaccio de Minos. 

A grandes males se desarrolla a través de dos hilos temporales: el primero nos traslada hasta 1923 a la ciudad de Buenos Aires, donde conoceremos a un joven arquitecto Mario Palanti diseñador del Palacio Barolo y al empresario cuyo nombre da nombre al edificio, Luis Barolo; otro presente nos sitúa en 2013, también en Buenos Aires, donde nos reencontraremos con Erika Lopategui y Oláfur Olafsson cuyo afán por desarticular la organización criminal pasa por encontrar el paradero del Cartapaccio de Minos, un libro que recoge la relación de miembros de la misma desde su creación. Solo una persona parece poder ayudarles en su tarea, Edgardo Bujalesky, un experto dantista, pero Erika y Oláfur no serán los únicos que anden tras la pista del tan codiciado libro. 

Aunque en este caso César nos presenta una trama diferente, incluso en esta ocasión Sancho pierde un poco de relevancia en favor de Erika, Oláfur y Bujalesky, no dejamos de estar ante un thriller de los buenos, donde la tensión se palpa en cada página. Tendremos mucha acción, giros que nos dejarán boquiabiertos, persecuciones en lugares recónditos o escenarios tan impresionantes y bien dibujados que harán castañear nuestros dientes. Serán muchos y variados los rincones que conoceremos en la novela y no siempre pasearemos por los más bellos sino que también nos arrastrará el autor hasta otros donde las condiciones de vida dejan mucho que desear: para muestra esas descripciones de Villa 31, un asentamiento marginal que es lo más cercano al vivir en el mismo infierno. Imposible no destacar otra de las escenas que más me han impactado de la novela: la que nos lleva hasta un glaciar, un escenario de extraordinaria belleza, que me ha permitido visualizado con absoluta claridad y aun permanece en mi retina.  

En resumen, César cierra su trilogía con una novela más exigente, en la que vuelve a sorprendernos y a reinventarse, conduciéndonos por una trama en la que se funden ficción y realidad, cargada de suspense y con momentos de tensión límite. 

Resumiendo abril

17/5/17

Abril ha sido uno de estos meses raros que se pasan sin que apenas seas consciente de ello. Si a esto le unimos que estoy de lo más dispersa y con una carga de trabajo brutal, el resultado es que tengo la sensación de que no avanzo con las lecturas ni me concentro. No solo ha bajado el número de libros leídos sino que no encuentro el momento de reseñar, así que espero recuperar pronto el pulso y la fuerza para seguir con lo que tengo esperando en la estantería, que no es poco. A favor de las lecturas tengo que decir que todas me han convencido por diferentes motivos, con lo que no puedo estar más satisfecha.

Las ventanas del cielo - Gonzalo Giner
A grandes males - César Pérez Gellida
El libro de los espejos - E.O. Chirovici

Esta semana leo #20-2017

15/5/17

Un nuevo lunes vengo a contaros las lecturas que pretendo abordar a lo largo de la semana que comienza. Ayer mismo empecé a leer Canción dulce de Leila Slimani, una novela que ha sido ganadora del Premio Goncourt 2016 y que llega a mis manos gracias a la generosidad de Eyra del blog Cosas mías. Apenas acabe con él, o probablemente en paralelo, comenzaré El extraño verano de Tom Harvey de Mikel Santiago, otra historia de la que no me han llegado más que buenos comentarios y cuyo autor ya me dejó muy buen sabor de boca con su anterior novela. 


Sorteos

1) Entre mis libros y yo, Leyendo en el bus, De lector a lector y El Búho entre libros están de sorteo otra vez; y otra vez muy apetecible: La noche que no paró de llover de Laura Castañón. 


Os habréis dado cuenta que no paso con la misma regularidad por algunos blogs. No me he olvidado de nadie, es simplemente que atravieso, una etapa en la que estoy sin tiempo para nada así que poco a poco a ver si voy normalizando mis visitas.

Y vosotros, ¿qué leéis?

Ganador del sorteo Y en nosotros nuestros muertos de Ana Medrano

14/5/17

Una vez finalizado el plazo para participar en el sorteo de un ejemplar en papel de la primera novela de Ana Medrano "Y en nosotros nuestros muertos", supongo que estaréis deseando conocer el nombre del ganador. 


El afortunado/a es:
a Rafflecopter giveaway



Por favor, envíame tus datos postales a bookeandoconmangeles@gmail.com en un plazo de 48 horas. Será la propia autora la que enviará el ejemplar a la ganadora por correo postal por lo que no nos hacemos responsables de un posible extravío del mismo.  En caso de no recibir comunicación en dicho plazo se sorteará de nuevo.

Muchísimas gracias a todos por la participación y a Ana Medrano por su interés y su aportación.

Premio Libros y Literatura 2016-2017

13/5/17

Después de darle mil y una vueltas y casi a punto de vencer el plazo máximo para participar, he decidido presentarme por primera vez al Sorteo y Concurso que organiza Libros y literatura para la anualidad 2016-2017. No hay nada que perder y los premios son de lo más apetecibles. Participaré tanto en el sorteo de lotes de libros como en el concurso de reseñas. Os dejo las bases aquí:

BASES ABREVIADAS PREMIOS LIBROS Y LITERATURA 2016-2017
1. Destinatarios: Podrá participar cualquier persona residente en territorio español que tenga un blog cuya principal temática sea literaria.
2. Modalidades de participación: Se puede participar solo en el sorteo de lotes de libros publicando las bases, o en el sorteo y el concurso de reseñas publicando las bases y presentando una reseña en el concurso. Los requisitos que hay que cumplir en cada modalidad son:
2. 1.  PARA PARTICIPAR EN EL SORTEO DE LOTES DE LIBROS, solo tienes que redactar un post en tu blog hablando de este concurso y mencionando los coordinadores, que son Libros y LiteraturaCursos de Libros y Literatura y Autoedición Profesional. El post tiene que estar visible en la página principal de tu blog y debe contener:
a) Estas bases abreviadas.
b) Los banners del concurso, o bien en formato .gif 
PremiosLyL

Los banners deben ir enlazados a la página web del concurso: http://bit.ly/premioslyl, para que otros blogs puedan conocerlo.
Una vez publicado el post, has de enviar un correo electrónico a concurso@librosyliteratura.es para informar a Libros y Literatura de tu participación en el sorteo. En ese correo debes incluir el enlace del post publicado*, las redes sociales en las que hayas hecho difusión de tu post con las bases, tu nombre y apellidos, población, país de residencia y nombre de tu blog.
2.2. PARA PARTICIPAR EN EL CONCURSO DE RESEÑAS, tienes que cumplir todos los requisitos del punto 2.1, y además, en el post que publiques deberás indicar que participas en el concurso de reseñas y la reseña con la que participas. Puedes volver a copiar la reseña completa en el post o indicar el enlace a la ubicación del post original en el que publicaste la reseña. Solo se admite una reseña por blog participante y esta puede ser nueva o ya publicada en tu blog**.
3. Fechas: el plazo de participación en ambas modalidades comienza el 21 de abril de 2017 y finaliza el 14 de mayo de 2017 a las 23:59 h (hora peninsular española) .
4. Jurado: un jurado compuesto por miembros del equipo de Libros y Literatura hará una primera selección, y un jurado experto e independiente formado por escritores y editores elegirá las tres mejores reseñas. El fallo se publicará el 11 de junio de 2017.
5. Premios:
5.1: Los premios son 380 libros, 5 ejemplares de cada uno de los títulos que puedes ver en nuestra lista de premios (http://www.librosyliteratura.es/premios-libros-y-literatura-2016-2017-2.html)
5.2. Entre todos los participantes en los Premios Libros y Literatura 2016-2017 se sortearán 16 lotes de 20 libros de la lista de premios.
5.3. Los tres ganadores del concurso de reseñas serán premiados con un lote de 30 libros (primer premio), un lote de 20 libros (segundo premio) y un lote de 10 libros (tercer premio).  También participarán en el sorteo de los lotes de libros.
Solo se realizarán envíos en territorio español. 


Libros y Literatura podrá descalificar a aquellos participantes que no envíen el enlace directo al post publicado o a aquellos que no hayan cumplido con todos los requisitos requeridos en las presentes bases de los Premios Libros y Literatura 2016-2017.

** Los participantes del concurso de reseñas deben ser los autores de la reseña con la que se presentan y poseer todos los derechos sobre esta. La participación en este concurso no implica la cesión de ninguno de esos derechos.
- Consulta las bases completas en http://bit.ly/premioslyl

Participaré en el concurso de reseñas con: Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido de Paloma Sánchez-Garnica

La vida invisible de Eurídice Gusmão- Martha Batalha

11/5/17

La vida invisible de Eurídice Gusmão
Autor: Martha Batalha
Editorial: Seix Barral
Páginas: 272
Precio: 19 euros
Sinopsis

Una divertida novela sobre dos hermanas cariocas, Eurídice y Guida, quienes, en los años cincuenta, tomaron caminos muy diferentes. Mientras Guida se escapa de casa para vivir su amor con un prestigioso doctor que acabará abandonándola y dejándola sola a cargo de una criatura, Eurídice, en cambio, se comporta de manera ejemplar y sigue lo que se espera de ella: su mejor perspectiva de vida es ser una buena esposa, ama de casa y madre. Pero en realidad ninguna de las dos es feliz con su elección, y deberá pasar mucho tiempo hasta que se den cuenta de que la felicidad que anhelan está escondida en los lugares más inesperados.

Resultado de imagen de martha batalhaMartha Batalha se licenció en Periodismo e hizo una máster de Literatura en la Universidad PUC de Río de Janeiro. Tras trabajar como periodista en los principales diarios de la ciudad, creó su propia editorial, Desiderata, que vendió en 2008 para trasladarse a Nueva York. Allí le concedieron la beca Oscar Dystel y trabajó en el sector editorial hasta que decidió dedicarse exclusivamente a la escritura. La vida invisible de Eurídice Gusmão es su primera novela, con la que ha obtenido reconocimiento internacional además de vender los derechos cinematográficos antes de salir publicada en Brasil. vive en Santa Mónica, California, con su marido y dos hijos.

Mis impresiones

A veces, como por casualidad, una portada llama nuestra atención hasta el punto de rendirnos ante ella. Luego llegas a la sinopsis y te gusta, los comentarios califican a la autora como la nueva promesa de las letras brasileñas y ya no hay marcha atrás. Os cuento mis impresiones de una novela que brilla por la fuerza de su protagonista. 

Nos situamos entre 1940 y 1950, en Tijuca. Martha Batalha nos traslada en su novela hasta un barrio obrero de Río de Janeiro, donde conoceremos a Eurídice cuando acaba de contraer matrimonio con Antenor; una unión a la que nuestra protagonista parece haber sido arrastrada y que queda fracturada en su primera noche de bodas. La ausencia de una mancha de sangre sembrará la semilla de la duda en Antenor de por vida, un hecho cuya importancia solo es posible entender bajo la mentalidad de una época en la que las normas inculcadas, con muy diferente rasero para hombres y mujeres, pesaban como una losa y condicionaban la vida de las personas.

¿Eurídice se quería casar? Puede. Para Eurídice el matrimonio era algo endémico, algo que acometía a los hombres y las mujeres entre los dieciocho y los veinticinco años. Como un brote de gripe, solo que un poco mejor. Lo que Eurídice de verdad quería era viajar por el mundo tocando la flauta. Quería estudiar ingeniería en la Universidad y mantenerse fiel a los números. Quería transformar la frutería de los padres en un almacén de legumbres y frutos secos, el almacén de legumbres y frutos secos en una empresa distribuidora de cereales y la empresa, en un grupo financiero. Sin embargo, ni ella siquiera sabía que quería tanto.

Eurídice, y Guida son las grandes protagonistas de esta historia, hijas de una familia humilde de portugueses, que emigraron hace años hasta Brasil en busca de un futuro mejor. Allí crecieron ambas, ayudando a sus padres en la frutería que regentaban: dos jóvenes llenas de sueños, una más serena, la otra más inconformista, cuyos caminos se separan en la adolescencia para no volver a coincidir hasta muchos años después

Será un narrador omnisciente el que nos vaya conduciendo por la vida estas dos mujeres, de las que Eurídice es la estrella; una vida que, a los ojos de los demás, pudiera parecer anodina, invisible, como el propio título indica, pero a través de cuya historia se nos van desvelando unas mujeres no muy diferentes de cualquiera de nosotros: dos hermanas, dos caracteres y dos destinos elegidos por la autora para homenajear a toda una generación, la de nuestras madres y abuelas, de espaldas fuertes y sueños rotos que, en un acto de generosidad desmedida, decidieron o se vieron abocadas a la invisibilidad en pos de su familia. Visto desde la distancia, podría parecer que esas mujeres, cargadas de hijos, que no hacen más que trabajar para los suyos, sin horarios, sin ningún tipo de agradecimiento, no fueron nunca jóvenes ni tuvieron sueños o quizá pensemos que fueron conformistas y se quedaron con lo que les tocó en suerte. Puede que esto no sea tan cierto como creemos y, quizá, nos convenga asomarnos a la vida un personaje con una gran vida interior, lleno de fuerza y coraje, capaz de reinventarse una y mil veces, que podría haber llegado muy lejos en el hipotético caso de ser un hombre. 

Martha Batalha imprime a sus letras un sello muy personal, diferente a cualquier otra cosa que haya leído antes. Destacaría la combinación de su sencillez, su frescura y esa espontaneidad, salpicada de ironía que me ha sorprendido haciéndome estallar a carcajadas en plena lectura, aun distando mucho de ser una novela de este género.

Responsable al cien por cien del aumento del núcleo familiar en menos de dos años, Eurídice decidió que había llegado el momento de jubilarse de la parte física de sus deberes conyugales. Intentó explicar su decisión a Antenor mediante las indisposiciones que empezó a tener en las horas sueltas de las mañanas de sábado y en los momentos oscuros, después de las nueve de la noche. Con todo, Antenor no entendía de mírame y no me toques. Era hombre de hábitos y rutinas, como el de acercarse al camisón de su mujer y hundir la nariz en la suavidad de su pecho níveo. Eurídice entonces, se hizo oír de otra manera. Engordó muchos kilos, tantos que hablaban por sí solos y proclamaban que Antenor se alejase.

Son muchos y muy variados los temas que se dan la mano en una novela que a pesar de ser un soplo de aire fresco, por la forma en que está contada, toca temas mucho más profundos de los que a priori pudiera parecer: el machismo, el papel de la mujer en la familia en la época, los sueños de juventud, la capacidad de reinventarse, la perseverancia, la envidia, las habladurías o la presiónes sociales del entorno. 

En definitiva, La vida secreta de Eurídice Gusmão es una novela que destila frescura; un canto a la vida, a la generosidad y al sacrificio de una generación de mujeres, como nuestras madres y abuelas, que aparcaron en un rincón sus sueños para proporcionar a su familia un mundo mejor


Los días iguales de cuando fuimos malas - Inma López Silva

9/5/17

Los días iguales de cuando fuimos malas
Autor: Inma López Silva
Editorial: Lumen
Páginas: 360
Precio: 20,90 euros
Sinopsis

Ahí están, charlando en el patio o desfilando en el comedor a la espera de que una compañera les llene un plato de sopa triste. Parecen iguales, presas sin más, pero basta con mirar despacio y afinar el oído para descubrir mundos distintos: Margot, cansada de vender su cuerpo por las calles de la ciudad, se toma un descanso entre rejas. Valentina ha llegado de Colombia con un niño en brazos y muchas preguntas en la mochila. Sor Mercedes cumple su condena con fervor religioso y sin remordimientos. Laura quiso ser bailarina, pero otro destino se impuso, y a menudo contempla la vida entera como si fuera una condena.

Junto a ellas está la escritora, una mujer discreta que emborrona papeles e intenta olvidar locuras pasadas. ¿Qué habrá en estos folios? Nadie sabe, nadie pregunta, pero las historias se cruzan y las páginas ahí están para descubrir qué hay detrás de estos días iguales que se vuelven únicos, espléndidos, en las manos de Inma López Silva.


megustaleer - Inma López SilvaInma López Silva nació en Santiago en 1978. Es escritora y crítica teatral. Se dio a conocer en 1996 con la novela Neve en abril, y pronto obtuvo el reconocimiento del público y la crítica a través de los premios más importantes de la literatura gallega: en 2002 el Premio Xerais de Novela por Concubinas, y en 2008 el Premio Blanco Amor, entre otros, por Memoria de ciudades sin luz.

También pertenecen a su obra narrativa las dos colecciones de relatos Rosas, corvos e cancións y Tinta, la novela cómica No quiero ser Doris Day, así como New York, New York, un texto sobre su vida en Manhattan, y Maternosofía, un ensayo escrito al hilo de su primera maternidad. Los días iguales de cuando fuimos malas, publicada en gallego hace pocos meses, es su novela más reciente y ya ha cosechado el reconocimiento de la crítica y el público de su tierra. Con este espléndido trabajo, la autora se incorpora al catálogo de Lumen.

Inma López Silva es también columnista, traductora de las obras dramáticas de Albert Camus y Jean Genet y autora de una extensa producción ensayística centrada en el teatro.

Mis impresiones

A estas alturas no es ningún secreto para los que me leéis que las historias de corte intimista me atraen. La temática de esta novela, las buenas opiniones que me llegaban de ella y la confianza que me ofrece a día de hoy Lumen fueron motivos más que suficientes para hacerme con este título. Hoy, después de leerla, puedo deciros que no solo es buena como prometía sino que me ha parecido una historia tan original como recomendable. 

Será Inma, una escritora que está pasando por una crisis narrativa la que nos irá desgranando esta historia; una novela que le proporciona una especie de catarsis y en la que se confiesa ante su pareja, alguien de quien no llegaremos a conocer el nombre y al que ella se refiere como “amor”. 

En Los días iguales de cuando fuimos malas, nos trasladaremos hasta la cárcel de A Lama, en Pontevedra; una institución en la que Inma vivió durante un tiempo como reclusa y que, aunque ya forma parte de su pasado, ha dejado una huella indeleble en ella. Allí conoció a cuatro mujeres muy diferentes entre sí: Valentina, Margot, Mercedes y Laura. 

El escenario elegido por Inma López Silva para ambientar su novela, me ha parecido muy original y poco frecuente entre mis lecturas. Me llamó desde el principio y me ha gustado mucho como va conduciendo al lector por una trama de la que nadie sale indemne, y es que, a pesar de no ser una historia que pretenda un sentimentalismo fácil, tras su lectura es imposible no reflexionar y plantearnos cómo nos comportaríamos nosotros en un marco similar. 

Resultado de imagen de celdaLa privación de la libertad es uno de los peores castigos a los que se puede enfrentar el ser humano; de ello, de la soledad que se vive en la celda, de los derechos de hombres y mujeres en algunas etnias, de si el delincuente nace o se hace, de los días iguales durante el encierro y del desgarro que produce en una madre el perder a su hijo nos hablará, entre otras cosas, la autora. López Silva logra hacernos un dibujo muy preciso de lo que acontece de puertas para adentro en una prisión; no de forma descarnada sino con absoluta naturalidad. A partir del momento en que se atraviesan los muros de A Lama cualquier privilegio del que pudiera gozar una persona quedó atrás: no existe diferencias de clases, los delitos cometidos parecen atenuados y la soledad hace que las reclusas establezcan vínculos impensables en otras circunstancias. 

Estamos ante una novela coral, de ritmo pausado, con una prosa sencilla y un predominio dela narración frente a los diálogos, en la se alternarán dos voces: conoceremos la vida de Inma, la escritora, en el presente y en primera persona y, será la novela que está escribiendo, la que a través de un narrador omnisciente, nos remonte al pasado y nos permita montar el mapa de lo que vivió en A Lama junto a sus compañeras de prisión. 

El plato fuerte de esta historia es, sin duda, la construcción de sus personajes: unas mujeres cuyas vidas quedaron truncadas, unas por sus propios errores y otras, por decisiones ajenas, pero de las que poco importa el origen; lejos de los suyos y frente a la soledad de la cárcel solo se tienen las unas a las otras: Valentina, una joven colombiana, detenida al intentar entrar en el país con droga perderá a su pequeño. Este personaje, a pesar de su delito, no deja de estar impregnado de inocencia y ternura; quizá porque su juventud le permite aún soñar y esa fuerza e ilusión contrastará con la de otras protagonistas, como Margot, drogradicta y ladrona, una gitana repudiada por su clan, con demasiado peso a sus espaldas o Mercedes, esa monja a la que los años de presidio no parecen haber doblegado. Frente a ellas, estará Laura, una funcionaria de prisiones que sabe lo que es luchar por sus sueños aun a costa de enfrentarse a los suyos; una mujer tenaz y tan llena de matices, que me ha conquistado por completo. 

Los días iguales de cuando fuimos malas es una novela de esas que no se deben dejar escapar; una historia intimista, reflexiva, que nos habla de la cara menos amable del ser humano en un escenario peculiar y que se va ganando al lector a cada paso de página.

Las ventanas del cielo - Gonzalo Giner

3/5/17


Las ventanas del cielo
Autor: Gonzalo Giner
Editorial: Planeta
Páginas: 736
Precio: 22,50 euros
Sinopsis

Siglo xv, Hugo de Covarrubias decide renunciar al destino que su padre, un mercader de lanas, le ha marcado. Su decisión hace que abandone Burgos, pero también a Berenguela, su íntima amiga, y a su ambicioso hermanastro Damián, que ansía hacerse con la empresa familiar. Pero todo cambia al descubrir que su padre está siendo traicionado. Se ve obligado a huir para salvar la vida embarcándose en un ballenero vasco, en el que conoce a Azerwan, un fascinante hombre que se define como contador de leyendas y con quien compartirá en África un prometedor negocio de venta de sal. 

La venganza le hace escapar de nuevo, esta vez con una mujer, Ubayda, y un extraordinario halcón, Aylal, en busca de su verdadero destino: aprender el arte de las vidrieras. 

Una novela épica y de aventuras que se desarrolla en escenarios tan dispares como el desértico norte de África, la inexplorada Terranova y algunas de las más pujantes ciudades europeas de la época (Brujas, Lovaina o Burgos) y sus catedrales, en un tiempo en el cual sus viejas paredes se fueron abriendo para convertirse en auténticos sagrarios de cristal, ante los cuales los fieles creían sentirse a los pies de las ventanas del cielo.

Gonzalo Giner ©Nines MínguezGonzalo Giner logró el éxito literario con El sanador de caballos, que alcanzó cotas de crítica y público muy elevadas, convirtiéndole en un autor de renombre y su obra en un referente dentro de la literatura popular. Veterinario de profesión, con aquel título quiso investigar el inicio de su oficio. Con su siguiente novela, El jinete del silencio, Gonzalo nos descubrió los antecedentes de la creación de la raza española de caballos durante el siglo XVI. Y en Pacto de lealtad, el autor dio un salto en su producción literaria. Una novela minuciosamente documentada que narró, por vez primera, la participación de los perros en dos de las guerras más sangrientas del pasado siglo xx, la segunda guerra mundial y la guerra civil española.

Mis impresiones


Imposible llegar a todas las recomendaciones que día a día anotamos en nuestras agendas blogueras. De Gonzalo Giner tenía las mejores referencias y, para más delito, un ejemplar de Pacto de lealtad esperando turno en mi estantería. Ha sido la publicación de Las ventanas del cielo, mi curiosidad por acercarme a ese fascinante mundo de las vidrieras y la presentación de la novela en Málaga las que han propiciado este primer encuentro con el autor. Como ya le comentara a través de twitter y, respondiendo a la duda que dejaba en su nota de autor, no será el último. Nos volveremos a encontrar, no sé si en la próxima o en la anterior, pero lo haremos.

Año 1474. Ciudad de Burgos. Hugo de Covarrubias tiene veinte años y una familia acomodada, no en vano, su padre es uno de los más prestigiosos comerciantes de lana de Castilla, pero los proyectos de Hugo no parecen pasar por hacerse cargo del negocio familiar. Aunque no tiene claro el camino hacia el que quiere encauzar su vida, la negativa por continuar con el negocio de la lana, le aleja, día a día, de su padre que, decepcionado por la postura de este, parece haber depositado sus esperanzas en su hijastro Damián, un joven tan ambicioso como su madre, Doña Urraca, con la que Don Fernando contrajo segundas nupcias cuando Hugo contaba tan solo ocho años.

Don Fernando de Covarrubias se hace mayor y está cansado de tantos viajes; quiere dar una lección a Hugo, castigándolo con un trabajo duro: acompañar a una cuadrilla de sus empleados a llevar una carga de lana hasta la ciudad de Brujas; un castigo ejemplar que quizá haga reaccionar a Hugo. Lo que ninguno esperaba es que durante el trayecto el joven descubra que el hombre de confianza de Don Fernando, Policarpo, le está estafando. No habrá tiempo para que el joven avise a su padre de la situación porque, tras ser descubierto, embarca como polizón en un ballenero vasco para salvar su vida. Atrás quedará su hogar, su familia, su queridísima amiga Berenguela y, de la noche a la mañana, se abre ante Hugo un futuro incierto. Afortunadamente, Azerwan, un esclavo tunecino, establecerá con él un vínculo muy especial, que día a día se irá reforzando y facilitará su adaptación a esa nueva vida, a la vez que, en sus ratos libres, da rienda suelta a su verdadera pasión: el dibujo, una actividad en la que se maneja con soltura desde niño y que le recuerda a su difunta madre.

Muchas serán las sorpresas que le esperan a Hugo y a su fiel amigo Azerwan en una novela cargada de aventuras que nos llevará desde Bermeo hasta las gélidas aguas de Terranova o el desértico paisaje africano en una incesante búsqueda de su verdadera vocación. Será la inesperada visita a un maestro vidriero la que haga a Hugo vislumbrar donde puede estar su futuro, introduciéndonos, a partir de ese momento, en una preciosa historia que nos llevará a conocer el origen de esas ventanas del cielo que dan título a la novela; unas vidrieras que vistieron catedrales e iglesias y que convirtieron las ventanas de las mismas en verdaderas obras de arte. 

Resultado de imagen de saint chapelle
Estructurada en cuatro partes y dividida a su vez en capítulos numerados de mediana extensión, Gonzalo Giner nos conduce, con una prosa clara y cuidada, por una novela que combina aventuras, amor, arte e historia en una trama de cronología lineal, que arranca en el año 1474 en Burgos para terminar en la misma ciudad catorce años después; una novela que nos moverá por multitud de escenarios entre los que destacan: Burgos, Terranova, Túnez, Brujas, Lovaina o Colonia, entre otros.

Si magnífica es la ambientación de la novela y la descripción de sus paisajes, no menos mención merecen los personajes que transitan por sus páginas; muchos y variados, a través de los que el autor nos muestra la vida en la época. Temas tan interesantes como el comercio de la lana, el mercadeo, la pesca y extracción del aceite de ballena o las diferentes técnicas y materiales usados en el arte de las vidrieras son introducidos en la trama con una naturalidad, que hace que las páginas fluyan a buen ritmo mientras necesitamos conocer un poco más del futuro de sus protagonistas. Hugo es el protagonista central en torno al cual se articula toda la historia; un joven de buena familia que, por caprichos del destino, tendrá que enfrentarse a mil y una dificultades; ese joven noble, de buenos sentimientos, encarna la perseverancia en la consecución de los sueños y no cesará jamás en su empeño. Junto a él destacaría el papel de Azerwan, un esclavo tunecino con el que conoceremos el valor de la amistad o incluso, Aylal, un gerifalte (halcón blanco) hembra, que será el más leal amigo de Hugo y con el que Gonzalo Giner aporta ese toque personal, que caracteriza a sus novelas, donde los animales comparten protagonismo con el resto del elenco de personajes. El amor tiene un peso importante en la historia y hay dos protagonistas femeninas de excepción: Berenguela, una burgalesa amiga de la infancia de Hugo; una mujer inocente y bondadosa, que tiene una magnífica evolución en la trama y por último, Ubayda, una belleza africana que aporta un toque de exotismo a la historia.

Llegados a esta altura, creo que puedo obviar que he disfrutado muchísimo con esta preciosa novela tras la que se intuye una ardua labor de documentación y que, a pesar del número de páginas, ha conseguido mantener muy despierto mi interés y hacerme disfrutar con la mil y una aventuras de Hugo de Covarrubias, su pasión por el dibujo, el oficio de los maestros vidrieros y esa delicadeza con la que Giner, sin abrumar al lector, dibuja ante nuestros ojos las pinturas con las que se vistieron las ventanas de algunos templos europeos o  españoles, como el de La cartuja de  Miraflores en Burgos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...