Bookeando

con MªÁngeles

La ciudad - Luis Zueco

2/12/16

La ciudad
La ciudad
Autor: Luis Zueco
Editorial: Edicioens B
Páginas: 512
Precio: 20 euros
Sinopsis

Tras el éxito de El castillo, Luis Zueco continúa con la construcción de su épica trilogía medieval con La ciudad, un thriller histórico que nos sumerge en la vida cotidiana de la Edad Media a través de una trama llena de suspense de la que los lectores no podrán escapar.

Año 1284. Cae la noche en una de las ciudades medievales más bellas del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean y codician.

¿Te atreves a caminar por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones?

Empieza a oscurecer. Sientes frío. Escuchas los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo. De los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras.

Las puertas se cerrarán pronto. Corre.
Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad.



Luis ZuecoLuis Zueco (Borja, 1979) es novelista, historiador, investigador y fotógrafo. En la actualidad es el director del Castillo de Grisel, fortaleza medieval convertida en hotel con encanto. Además, es ingeniero industrial, licenciado en Historia y máster en Investigación Artística e Histórica, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón y colaborador, como experto en patrimonio y cultura, en diversos medios de comunicación.

Su novela El escalón 33 recibió la Mención de Honor en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012, el Premio al Mejor Thriller Histórico 2012 de la web Novelas Históricas y fue seleccionada en el I Certamen de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. También ha publicado la novela histórica Tierra sin rey y la guía Castillos de Aragón: 133 rutas.

Obras:
El escalón 33, La ciudad, El castillo.



Mis impresiones

Conocí de Luis Zueco a través de las redes por las buenas opiniones que sobre él tenían quienes leyeron El escalón 33. Mi primer acercamiento al autor vino de la mano de El castillo y quedé prendada de su prosa, de su buen hacer a la hora de dibujar escenarios y esa forma tan fluida de conducirnos por acontecimientos históricos. Apenas supe de la inminente publicación de La ciudad, su lectura pasó a ser una de mis prioridades.

La ciudad es la segunda entrega de una trilogía medieval que se inicia precisamente con El castillo, tres novelas que tendrán como punto en común la época en la que se desarrollan, pero con tramas totalmente independientes. 

El autor nos lleva en esta ocasión hasta el señorío de Albarracín cuando corre el año 1284, una ciudad con un enclave estratégico que, pese a haber logrado mantener la independencia, es una pieza muy codiciada por los reinos de Castilla, Navarra y, especialmente, Aragón. Nada detendrá al rey de Aragón, Pedro III El Grande en sus ansias de conquistar nuevos territorios. . Conoceremos como es el día a día intramuros, nos moveremos a través de los distintos estratos sociales, conoceremos cuales son las claves del comercio en la zona, la peligrosidad de algunas rutas, los productos vetados en pro de los propios del lugar y un montón de detalles que hacen de la novela una historia de lo más instructiva. Como no podía ser de otra forma, en una época tan convulsa habrá luchas de poder, asedios, traiciones y mil y una aventuras. 
Resultado de imagen de albarracínNo se demorará Luis Zueco mucho hasta ponernos los ojos como platos ya que, en esta ocasión, el autor introduce en la trama histórica un thriller, añadiendo un plus que conseguirá pegarnos a sus páginas y dotar de mayor ritmo la lectura. Todo comienza cuando, durante su ronda nocturna, uno de los alguaciles de la ciudad descubre el cuerpo del maestro curtidor desollado y agonizando junto a un símbolo en el suelo. Una sombra sesgará también la vida del aguacil que realiza el hallazgo. La crueldad con que se han producido los asesinatos y la aparición de una nueva víctima, perteneciente al maestro de otro de los gremios existentes pondrán en jaque a las autoridades locales. Será Alejandro de Ferrellón, el alguacil general de Albarracín, el encargado de llevar a cabo la investigación y para ello contará con dos ayudantes: Lízer y Diosdado. No obstante, la iglesia es un estamento con mucho peso en la vida de la ciudad y seguirá de cerca los pasos de éstos. Concretamente, será un enviado especial de Roma, fray Esteban, el que indagará sobre lo ocurrido. Martín, será el joven ayudante que designará el deán para ayudarle. 

En otro hilo argumental conoceremos a Alodia, una joven valenciana que, tras un matrimonio frustrado y una serie de vicisitudes acabará recalando en Albarracín. Aunque no lo tendrá fácil, es mujer de armas tomar, despierta, con una memoria visual prodigiosa y rápidamente logrará salir adelante. De entre todos los personajes de la novela, será ella la que se consigue conquistar al lector; una mujer curiosa y valiente, que huye de las cualquier tipo de normas establecidas. Junto a ella, tres son los protagonistas que mayor relevancia tienen en la trama: Martín, un joven monje de buenos sentimientos, Lízer, un aprendiz de alguacil y Ayub, un mudéjar muy culto y con grandes conocimientos de magia que nos sumergirán en una trama llena de misterio. 

Luis Zueco tiene una prosa cuidada pero muy fluida y, además, es un maestro trazando escenarios. Se palpa su pasión por la época y los escenarios en cada página. Con estas armas no le ha resultado difícil trasladarnos hasta esa ciudad medieval que destaca por el color rojizo de sus viviendas, ubicada en un promontorio con sus calles empinadas, donde las inclemencias del tiempo azotan con más virulencia y sus habitantes aúnan esfuerzos cuando de defender lo suyo se trata. 

La novela se estructura en prólogo, cinco partes subdivididas en capítulos más epílogo y nota de autor y tengo que decir que, especialmente, de esa quinta parte me ha gustado desde el título que la encabeza hasta todo cuanto en ella acontece. No os desvelaré nada de ella, pero estoy segurísima de que disfrutaréis de las estancias que en ella se recrean tanto como yo; un paraíso oculto en el que a muchos nos gustaría perdernos.

En definitiva, La ciudad es una interesante novela histórica que combina realidad y ficción a través de una narración fluida y una trama llena de tensión en un enclave poco común en literatura. Me ha encantado reencontrarme con Luis Zueco y perderme por las calles de Albarracín, conocer el funcionamiento de los gremios y su hermetismo, su comercio y su gente. Deseando saber dónde me llevará el cierre de la trilogía.

La maldición de los Montpensier - Francisco Robles

30/11/16

La maldición de los Montpensier
Autor: Francisco Robles
Editorial: Algaida
Páginas: 400
Precio: 20 euros
Sinopsis

La enigmática muerte del escultor Antonio Susillo es el último eslabón de la cadena de maldiciones que sufrió la infanta María Luisa Fernanda de Borbón ¿hermana de Isabel II¿ desde que se estableció con su familia en el palacio de San Telmo de Sevilla, convertido en verdadera Corte Chica del reino de España durante una generación. Su mirada femenina nos adentra en un siglo agitado y tumultuoso, plagado de revueltas, pronunciamientos y conspiraciones a los que algunos casos no fue ajeno su propio esposo, el duque de Montpensier, eterno aspirante al trono. Estas memorias apócrifas desvelan la clave de aquellos acontecimientos sucedidos en el siglo XIX y que sin embargo ¿como si de otra maldición se tratara¿ han marcado la historia de España hasta nuestros días.


Resultado de imagen de francisco robles escritorFrancisco Robles, natural de Sevilla realiza la licenciatura de Filología Hispánica en la Universidad de Sevilla, para ejercer la docencia como profesor de Lengua Española y Literatura. Está casado y tiene dos hijos.
Además de su faceta de escritor, en la que lleva publicados una docena de títulos, alguno ya en la sexta edición, ha editado el libro La soledad de Augusto Ferrán. También es el director de la revista El Libro Andaluz (Asociación de Editores de Andalucía).
Colabora en prensa, radio y televisión. En Sevilla TV dirige el programa Ojos que nos ven, participando en el de Semana Santa de Sevilla; así mismo colabora en Herrera en la Onda de Onda Cero.
En el año 2016 ha obtenido el II Premio Internacional de Novela Solar de Samaniego con la obra "La maldición de los Montpensier".
Podéis consultar su obra aquí.

Mis impresiones

Sucumbimos antes las portadas de los libros y, en ocasiones, las expectativas nos juegan malas pasadas. Hoy os traigo mis impresiones de una novela que no me ha logrado convencer. 

Nos situamos en el año 1896 cuando conocemos a Susillo, un afamado escultor sevillano, especialmente conocido por su Cristo de las Mieles, que recorre las calles como alma que lleva el diablo. Va buscando a alguien. Antes de que se produzca el encuentro con ese desconocido, sabremos que algo le atormenta. Tras una acalorada discusión con una persona cuya identidad desconocemos, Susillo acaba suicidándose. Será el inspector Cranio, la persona encargada de esclarecer los hechos. 

En otro hilo argumental encontramos a la infanta María Luisa Fernanda de Borbón que, viuda y con sesenta y cuatro años de edad, desde su hogar en el Palacio de San Telmo, echará mano de todas sus armas para salvar el buen nombre de Susillo, un hombre vinculado a la familia Montpensier desde que años atrás, éste dejara impreso su sello en la fachada del Palacio de San Telmo. Paralelamente, a través de sus recuerdos conoceremos la vida de esta mujer desde que, con tan solo catorce años, contrajera matrimonio con Antonio de Orleans, duque de Montpensier e hijo de Luis Felipe. Un relato que nos llevará a lo largo de cincuenta años de la historia de nuestro país. 

Será María Luisa Fernanda, en primera persona, la voz predominante y gran protagonista de una novela en la que la investigación policial por la muerte de Susillo se irá alternando a lo largo de los capítulos con la historia de los Montpensier, una familia con la que el destino pareció ensañarse, perdiendo siete de su nueve hijos y que tuvo que andar saltando de residencia en residencia entre España, Francia y Portugal a causa de las múltiples revueltas y conflictos a los que tuvieron que enfrentarse. 

Resultado de imagen de fachada del palacio de San TelmoLa ciudad de Sevilla y su espectacular Palacio de San Telmo será el escenario principal de una novela que nos paseará además por las calles, los puentes, la feria y numerosos rincones de la capital hispalense, una ciudad que en un primer momento abrió su corazón a esta familia para con el tiempo cerrarle sus puertas. 

La maldición de los Montpensier es una novela de ritmo pausado, reflexivo que ha despertado en mis impresiones contrapuestas. De una parte, la investigación como tal por la muerte de Antonio Susillo, no me ha generado un especial interés más allá de conocer la figura de este escultor, del que hasta hace unos días no sabía nada. Sin embargo, el hilo argumental referente a la vida de la infanta, que es que mayor peso tiene en la novela, sí que me ha resultado la mar de instructivo e incluso hubiera podido llegar a ser una gran lectura de no ser por la prosa tan barroca del autor, que ha llegado a lastrar de tal forma mi avance con la trama que me ha hecho perder el interés por la misma. Pese a esa forma tan recargada de abordar los hechos, los últimos capítulos me han resultado especialmente emotivos. 

De entre los personajes que desfilan por la novela, la infanta María Luisa Fernanda de Borbón brilla con luz propia, una mujer firme y muy religiosa que supo mantenerse fiel a su marido pese a sus diferencias, un dato como poco curioso que contrasta con los líos de alcoba protagonizados por su madre y su hermana la reina Isabel II que, tras ser casada con el afeminado de su primo Francisco de Asís, se dedicó a buscar los placeres carnales en cuantos militares encontró a su paso. Secretos, rencillas, conspiraciones, traiciones y luchas de poder serán entre otros los temas que encontraremos entre estas páginas. Junto a ella el ambicioso duque de Montpensier, un hombre que privado de su lugar en Francia, no cesó en su empeño por escalar posiciones en España. También tendrán su hueco la queridísima María de las Mercedes y su amado Alfonso XII, el inspector Cranio y el escultor Antonio Susillo

Por todo lo comentado, no puedo decir que haya sido una lectura satisfactoria para mí y, por ello, no me atrevería a recomendarla a cualquiera. No me cabe duda que aquellos que disfruten de las novelas históricas puedan encontrarla atractiva y quizá la disfruten más que yo, ojalá. Sólo me cabe advertir que se trata de una lectura densa, con una prosa recargada y minuciosa no apta para cualquier lector, pero también sé que aquellos que puedan salvar este escollo, sin duda podrán disfrutarla de una buena novela porque si algo hay en ella es rigor histórico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...