Bookeando

con MªÁngeles

Listado definitivo de participantes en el Sorteo 1º aniversario

30/4/16

¡Por fin llegó el día! Hoy vengo con el listado definitivo de participantes en el Sorteo del 1º Aniversario del blog.


Quería daros las gracias a todos por la buena acogida que ha tenido. Me ha sorprendido la cantidad de participantes. Ojalá tuviera 10 libros más para sortear.

El sorteo será a través de Random y una vez tengamos ganadores les pediré el orden de preferencia de los libros. El primero en salir elegirá, después el siguiente y así sucesivamente. 

Os dejo la lista y si detectáis algún error, por favor, escribidme a bookeandoconmangeles@gmail.com a lo largo del día de hoy. Mañana por la tarde sabremos los ganadores.


Sorteo 1º Aniversario del blog        
           
ORDEN NOMBRE PUNTOS NUMERACION    
1 Mayte Esteban 10 1 - 10
2 María Vázquez 16 11 - 26
3 De lector a lector 16 27 - 42
4 Noelia Terciado 31 43 - 73
5 Isa 21 74 - 94
6 Bajo la piel de un lector 21 95 - 115
7 Jessica Rodrigo 21 116 - 136
8 La isla de las mil palabras 21 137 - 157
9 Marina Córdoba 21 158 - 178
10 Buscando mi equilibrio 36 179 - 214
11 Agnieszka 31 215 - 245
12 Mónica Serendipia 16 246 - 261
13 Elisa Frutos 16 262 - 277
14 Sara Ariza 5 278 - 282
15 MaraJss 31 283 - 313
16 Natalia 21 314 - 334
17 MONTSE 21 335 - 355
18 Irunesa 31 356 - 386
19 Eyra 31 387 - 417
20 Alicia 21 418 - 438
21 Isabel 21 439 - 459
22 Inés 31 460 - 490
23 Quilu 36 491 - 526
24 Lo infinito 41 527 - 567
25 Ángela León 36 568 - 603
26 Lady Gafas 25 604 - 628
27 Erianod 21 629 - 649
28 Fesaro 21 650 - 670
29 Alhana RhiverCross 26 671 - 696
30 Rossy 21 697 - 717
31 Nieves González López 36 718 - 753
32 Marta G.  11 754 - 764
33 Isaura B.P. 21 765 - 785
34 Teresa 21 786 - 806
35 No sólo leo 16 807 - 822
36 Tamara 5 823 - 827
37 Entre libros y tintas 21 828 - 848
38 Ana María García  11 849 - 859
39 Beatriz Casals López 16 860 - 875
40 Tatty 16 876 - 891
41 Abril 26 892 - 917
42 Margari 31 918 - 948
43 Leer día a día 16 949 - 964
44 Idoia 26 965 - 990
45 Ful Navalon 16 991 - 1006
46 Ángela M.  5 1007 - 1011
47 Amylois  31 1012 - 1042
48 Laky 26 1043 - 1068
49 Kiara 11 1069 - 1079
50 Yakoytroy 31 1080 - 1110
51 Inquilinas Netherfield 11 1111 - 1121
52 Cristina Roes 11 1122 - 1132
53 Marisa G. 26 1133 - 1158
54 LulapatulayChispiletras 21 1159 - 1179
55 Patricia 16 1180 - 1195
56 Ángeles Arca 10 1196 - 1205
57 Francisco 26 1206 - 1231
58 Lidia Casado 26 1232 - 1257
59 Juan Carlos Galán 36 1258 - 1293
60 Loli El misterio de las letras 16 1294 - 1309
61 Carmen  16 1310 - 1325
62 Meg Raven 41 1326 - 1366

¡Suerte a todos!


La pieza que faltaba - Antonia Romero

29/4/16


La pieza que faltaba
Antonia Romero
Editorial: Amazon
Páginas: 316 
Precio ebook: 2,99 euros
Precio papel: 12,29 euros

Sinopsis

Eva, una enfermera y fisioterapeuta, que por culpa de la crisis no encuentra trabajo en la rama sanitaria, acepta un empleo como ayudante de Carmen Grimaldos, una multimillonaria algo excéntrica, copropietaria de una cadena de hoteles, junto con Ander Izarra, su hijastro. Carmen, una vez descubre la valía de Eva para desempeñar cualquier actividad, decide nombrarla gerente, con el único fin de fastidiar a su socio. Ambos mantienen, enquistada en el tiempo, una relación de odios y venganzas. Pero lo que ella no imagina es que esa decisión cambiará su vida, la de su empleada y la de todas las personas de su alrededor.


Antonia Romero nació en Barcelona. Tiene varios premios literarios y de relatos, ha colaborado en revistas digitales y desde 2005 administra un blog personal que recibe alrededor de seis mil visitas al mes.

En 2005 su novela "Peso cero" fue finalista en el concurso internacional de novela YoEscribo y la editorial Diálogo la publicó dentro de la colección "Avatar". 


Antonia Romero
En octubre de 2010 su novela "La Tumba compartida" fue elegida ganadora en el II Certamen internacional Imprimátur, en la modalidad de novela. 

La edición digital de "La Tumba compartida" alcanzó rápidamente los puestos más altos en las listas de best sellers y consiguió una avalancha de críticas positivas de los lectores. En 2013 fue publicada por Ediciones B, dentro de su colección "La Trama" de Novela Negra. 

Es asimismo autora de la saga juvenil "El Quinto Sello", de la que se han publicado las tres primeras entregas: Los Diletantes, en 2013. Los Cambiantes, en 2014. Y en 2015, Los Vampiros Originales. En junio de 2014 publicó la novela autoconclusiva titulada "Los muertos no aceptan preguntas". 

El 13 de mayo de 2015 saldrá en papel la primera novela de la saga El Quinto Sello: Los Diletantes, bajo el sello de Ediciones B: B de Blok, dentro de su colección Sin Límites. 

La pieza que faltaba es su última novela.

Mis impresiones

De Antonia Romero tan sólo he leído una novela, Los muertos no aceptan preguntas, una historia  a la que llegué por los buenos comentarios de varios blogs y que me sorprendió gratamente.

Cuando conocí La pieza que faltaba me llamó muchísimo la atención esa portada tan colorida. Lo que había detrás se anunciaba como algo más que una novela romántica así que decidí darle una oportunidad y, la diosa fortuna hizo que me tirara a por ella porque resulté premiada en el sorteo de Laky de Libros que hay que leer. Lo cierto es que su lectura ha resultado ser muy agradable.

Eva es una enfermera a la que la crisis ha llevado a trabajar como camarera. Con un sueldo de 800 euros mensuales no ve la manera de que las cosas mejoren. La relación con su madre nunca ha sido buena, pese a sus intentos por mejorarla, saltan chispas entre ellas. Un buen día acude a una entrevista de trabajo para ejercer de dama de compañía de una acaudalada señora. Aunque, en principio, el carácter de Carmen Grimaldos no la anima demasiado, la retribución es tan interesante que Eva hace de tripas corazón y se decide a aceptarlo. 

A partir de ese momento, la vida de Eva va a cambiar por completo, no sólo tendrá que trasladarse con esta impertinente anciana desde su Madrid natal hasta Barcelona, sino que tendrá que lidiar con el hijastro de Carmen, Ander Izarra, un joven heredero del imperio hotelero de Asier Izarra, con el que Carmen mantiene una tensa relación.


Antonia Romero nos sorprende, en esta ocasión, con una novela de corte romántico en la que además encontraremos una crítica a la crisis económica del país, secretos familiares, rencores y el miedo a la soledad al que se enfrentan nuestros mayores.

Llevaba unas semanas saturada de lecturas  y La pieza que faltaba ha sido una lectura ágil, fresca y la mar de entretenida. Quizá el secreto está en la forma que tiene Antonia de contar las cosas y de mostrarnos a los personajes como personas sencillas, imperfectas, con miedos, anhelos... todo ello las hace muy cercanas y creíbles. 

El plato fuerte de la novela son los personajes, todos ellos muy bien perfilados y, aunque a priori los protagonistas principales de la historia son Eva y Ander, Carmen Grimaldos, tiene tanta fuerza y me ha resultado tan interesante la forma en que la autora nos la va desvelando que, merece también un puesto de honor. Carmen tiene casi ochenta años, físicamente se conserva bien, pero tiene los achaques propios de la edad. Pero lo peor de ella es su carácter. Es una señora sencillamente insoportable con todos cuanto le rodean. Sin embargo, a medida que avanzamos un poco en la historia entenderemos su forma de ser, que parece más bien una coraza con la que protegerse. Eva, por su parte, es una joven que gusta por su dulzura y su predisposición hacia los demás, pero es quizá demasiado inocente en temas del corazón. Ander Izarra, es casi el chico ideal, con un cuerpo escultural, buen gusto en el vestir y con demasiado dinero en su bolsillo para su corta edad. A  ratos me ha enamorado y en otros momentos ha exasperado con sus chulerías. 

Dentro de los secundarios destacaría especialmente a Conchi, una empleada de hogar de Ander que va a aportarnos muchas sorpresas a lo largo de la trama y que gusta especialmente por la forma de enfrentar la vida que tiene. 

La novela tiene una curiosa estructura, con dos tramas paralelas: por un lado, 28 capítulos numerados y titulados desarrollados en el presente y con breves saltos al pasado de los protagonistas y, por otro, breves conversaciones a través de mensajes directos de twitter. En relación a éstos mensajes, en los que intervienen un chico y una chica, debo decir que la autora ha sabido mantener el misterio de protagonistas hasta casi el final. No obstante, como sugerencia para esa conversación quizá sería bueno poner delante de cada interlocutor El o Ella. A mi, personalmente, me ha resultado un poco complicado intuir, a veces, si hablaba el chico o la chica.

Encontramos en ella tres escenarios principales: la ciudad de Madrid, desde donde partimos pero en la que no existen exteriores que resaltar, Barcelona, donde se desarrolla la mayor parte de la trama y, por último, Nueva York, esa ciudad en la que nadie se siente extraño y que se convierte en el marco perfecto para una bonita historia de amor.

En definitiva, Antonia Romero me ha vuelto a sorprender con La pieza que faltaba, una bonita historia en la que además del componente romántico disfrutaremos de secretos familiares, rivalidades, rencores y giros insospechados. La recomiendo, sobre todo, a aquellos lectores que disfruten del género romático porque van a encontrar una novela cargada de ternura.


Valoración: 7/10


La víspera de casi todo - Víctor del Árbol

27/4/16

La víspera de casi todo
Víctor del Árbol
Editorial: Destino
Páginas: 416 
Precio: 20,50 euros
Sinopsis

Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. 

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad.

El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.


Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia, Premio Tios de Novela 2006), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés, Prix du Polar Européen 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés, fi nalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera) y Un millón de gotas (Ediciones Destino, ganadora en 2015 del Grand Prix de Littérature Policière y premiada como la mejor novela policial extranjera por el Magazine Lire).



Mis impresiones

Mi estreno con Víctor del Árbol fue en el año 2014 con esa maravillosa historia de Un millón de gotas, un libro que me atrajo desde que lo vi en la estantería. Fue tal la sorpresa que me llevé con el autor y su narrativa que, acto seguido me embarqué con La tristeza del samurai. Tengo novelas suyas pendientes de leer, pero cuando me enteré que se había alzado con el Premio Nadal me alegré muchísimo por el reconocimiento que se le otorgaba y tuve claro que quería leer cuanto antes La víspera de casi todo.

Germinal Ibarra es un policía que, hace tres años, logró cerrar la investigación por asesinato de la pequeña Amanda y atrapar a su asesino. Aquello ocurrió en Málaga, en el año 2007. A partir de ahí, se convirtió en un héroe para todos, sin embargo, él está absolutamente atormentado. Aunque decidió poner tierra de por medio y trasladarse a La Coruña con su familia, la idea del suicidio no le da tregua y, mientras toma una decisión,  ahoga sus penas con la bebida.

Temporal en Camelle

Un buen día del verano de 2010, es requerido en el hospital por una paciente. Cuando Germinal llega se encuentra a una joven brutalmente agredida y su pasado regresa de una bofetada. La chica que hay postrada en la cama es Paola, una conocida suya. Paola, intentando huir de su pasado, decidió coger un coche y marcharse lo más lejos posible de su hogar. Y así lo hizo, se fue a la otra punta del mapa, a la Costa da Morte. Allí, en un pequeño hostal alejado de todos, va a entablar una curiosa relación con su posadera, Dolores, una portuguesa que también llegó a Galicia mucho años atrás buscando un refugio y con Mauricio un argentino que regenta una sombrerería.

Los faros del descapotable iluminaban un cartel oxidado a pie de carretera y el intermitente parpadeaba sobre las letras desdibujada. La carretera terminaba unos metros más adelante. Después solo quedaba el horizonte líquido, el fin del mundo. 
... Paola se preguntó si aquello era lo que quería hacer, encontrar un nuevo camino. ¿Qué importancia tenía el lugar? Aquel o cualquier otro. Todos eran iguales.

Que Víctor es un maestro tejiendo telas de araña no es ningún secreto para los que le han leído. Es especialista en crear tramas complejas en las que encontramos personajes con múltiples caras, todos ellos al límite, atormentados, con un pasado que les lastra y no les deja vivir. Con estos ingredientes, se nos presenta esta novela coral en la que, aunque en un principio Paola y Germinal puedan parecer el eje central de la historia, el resto de sus personajes, también son piezas esenciales sin las que no es posible lograr el perfecto engranaje. Paola viene huyendo desde muy lejos, algo que ocurrió en su pasado le atormenta y busca un poco de paz en esa posada situada casi en el fin del mundo. Dolores, su posadera también arrastra mucho dolor y hace tiempo que buscó cobijo en aquel lugar recóndito. Daniel, pese a su juventud también parece haber vivido demasiado y su abuelo Mauricio llegó hasta nuestro país huyendo de su Argentina natal. 

Nos encontramos con varias tramas que acaban confluyendo en las que el punto fuerte, sin duda, son sus personajes; personas muy diferentes, que se dan la mano en ese verano de 2010, acompañados de una gran tormenta en una región inhóspita, que potencia aún más esa sensación de asfixia que viven los protagonistas. Todos ellos tienen vidas quebradas y para cada uno de ellos, de una manera muy diferente se va tensando la cuerda hasta que en el momento más insospechado la cosa más insignificante sirve de resorte para que vacíen su dolor.

Como telón de fondo de la novela vuelve a aparecer el eterno debate entre el bien y el mal y esa delgada línea que los separa. ¿Hasta donde seríamos capaces de llegar si nos sentimos amenazados? Víctor del Árbol vuelve a escarbar en el pasado de sus personajes para mostrarnos su yo más oculto, ese que sólo da la cara cuando no existe otra salida. 

La novela está estructurada en un prefacio que se desarrolla en el año 2007, veinticinco capítulos numerados a cargo de un narrador omnisciente en tercera persona, en los cuales vamos dando saltos del presente, en el año 2010, hasta diferente momentos del pasado de los protagonistas. Por último, se cierra con un epílogo que nos traslada hasta el año 2013. 

Aunque la mayor parte de la novela tiene lugar en La Costa da Morte, también tienen un cierto protagonismo en ella Barcelona, Alemania y Argentina.

En definitiva, Víctor del Árbol vuelve a conquistarme con una novela llena de dolor, personajes complejos, muy bien perfilados psicológicamente, rotos por su pasado y a la deriva. Todos ellos necesitan un timón al que aferrarse para recomponer sus vidas. Sin duda, una historia que no puedo dejar de recomendaros.

Valoración: 8,5/10


Mayo mes de la metaliteratura

26/4/16

Ya tenemos el mes de mayo a la vuelta de la esquina y, una vez más, Laky nos propone un nuevo mes temático. En esta ocasión, se trata del mes de la metaliteratura, una propuesta que a mi me resulta especialmente atractiva. 


¿En qué consiste este mes temático? Pues en leer y reseñar a lo largo de mayo libros que hablen de otros libros, de lectores, de escritores. 

Os dejo el comentario de Laky sobre ello

La metaliteratura no es otra cosa que la literatura que habla sobre la propia literatura o que reflexiona sobre la literatura: sobre el proceso de escribir, sobre los mecanismos de la ficción, sobre la recepción que de una obra hacen los lectores o que, simplemente, juegan con los límites de lo esperado para experimentar con el camino que sigue la creación.


Decimos, pues, que es metaliteraria una novela en la que alguno de los personajes es escritor, porque seguro que en algún momento reflexiona sobre cómo escribe, o cómo inventa a los personajes o cómo construye una trama. Pero también lo es una novela en la que se habla de otros libros y, en muchas ocasiones, sobre las consecuencias de leer esos libros, sobre cómo esos libros transforman a quienes los leen.

Para elegir una novela, os dejo un enlace a una entrada que confeccionó Lidia Casado de Juntando más letras y en la que existen muchos títulos encuadrados como metaliteratura. Enlace. Además de los títulos que encontráis ahí se me ocurren algunos otros más recientes que pueden ser interesantes:

  1. La novela de Rebeca de Mikel Alvira 
  2. Una librería con magia de Thomas Montasser
  3. En la calle mayor de Virginia Gil Rodríguez

¿Os animáis a participar? Si queréis ver las bases podeís pinchar en este enlace. En principio, voy a participar con Mendel el de los libros de Stefan Zweig.
Aquí iré detallando mis lecturas de este més temático:

1.- En la calle Mayor de Virginia Gil Rodríguez.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...